27 abril, 2007

Espadas





Rey de Qin : ¡Acabo de darme cuenta! Este rollo de Espada Rota no trata acerca de la técnica de la espada sino que es el ideal último de su arte. El primer logro del arte de la espada es la unidad del hombre y la espada. Una vez lograda esta unidad, aun una hoja de pasto puede ser usada como arma. El segundo logro es cuando la espada se encuentra en el corazón, ausente de la mano. Uno puede golpear al enemigo a 100 pasos, aún con el puño desnudo. El logro final del arte de la espada es la ausencia de la espada tanto de la mano como del corazón. El espadachín está en paz con el resto del mundo. Se compromete a no matar y a llevar paz a la humanidad.


22 abril, 2007

Pestañas


No se hacía ilusiones, su tiempo había pasado hacía más de una generación, podía derrochar antigüedad sobre ella, y no abrigaba ningún propósito, ninguna intención. Pero tenía un afecto insensato en el pecho. La vejez había desplomado su corazón en los largos años vacíos, sin sentido, pero un día le conmovieron un par de ojos de largas pestañas, y un sentimiento se apoderó de él, un dulce deseo de ser alguien por ella.

Knut Hansum
El Juego de la Vida

19 abril, 2007

Océano mar (6)

Tamara de Lempicka - Adán y Eva (1932)

... tal vez el mundo es una herida y alguien la está cosiendo en aquellos dos cuerpos que se mezclan... y ni siquiera es amor, esto es sorprendente, que es manos, y piel, labios, estupor, sexo, sabor... tristeza, quizá... incluso tristeza... deseo... cuando lo cuenten no dirán la palabra amor dirán mil palabras, callarán amor...

Alessandro Baricco
Océano mar

17 abril, 2007

Macedonio (4)



Puedo asegurar que estoy tan triste mientras escribo encerrado en habitación inadornada, sin nada que llame o acompañe, en esta pieza que nada me dice, solitario a estas horas del anteamanecer en que todo habla de extenuación, de la vida en muerte, del deseo cansado de no volver a la vida, de haber concluido, que siento miedo de saber que tengo un nombre, que soy humano y existo. ¡Qué soledad terrible! ¿Qué estas, Vida, tejiendo conmigo que tanto seguí y te comprendo?
Y tú, dulce criatura, pecho de todo amor, dolorida juventud, flor sin sol, niña que ya dejó sin sueños la vida, incomprendida por los malos, inadvertida por los buenos atareados, ¡qué soledad valerosa la tuya, Adriana, que no tienes siquiera la pluma para envanecerte de quejas como yo en mis cobardías! ¡Adónde voy cayendo!
Mis páginas serán siempre veraces. No habrá una de ellas sin el nombre de Adriana, que es mi verdad, sin mi sufrir, que no puedo vencer, sin las fábulas forzadas con que procuro defenderme, hacerme querer de la Vida optimista.
En esta desierta hora y abandono, tan débil, tan vencido soy que estoy escondiéndome de todo, porque cualquier cosa que me tocara, una mariposa que volara, un papel que cayera al suelo me derrotaría; si sólo viera escrito mi nombre en algún sobre... ¡Si es sólo el temor de caer más, solo aquí, que me contiene! ¿Hubiera imaginado yo ir cayendo así desde hace tres años, a esta tenuidad, a esta nada de cosa humana tan exangüe que el saber que tengo un nombre entre los sueños y los vivires es un miedo para mí...?

Macedonio Fernández
Una novela que comienza

13 abril, 2007

11 abril, 2007

A brillar mi amor

Arik Brauer - Schiess nicht auf die blaue Blume

EL PASADO DEL FUEGO


El enseña a las estrellas a ser mordaces
Duerme con su oscuridad por tenaz
Se enredó con el tiempo
Mezclando su ceniza con la frescura de la madrugada.

El brilla: lo que brilla es su vacío
Su debilidad iluminará nuestros caminos
El sol es el nombre de su violencia
El corazón humano esconde sus traiciones

El reconoció el norte
El en su vejez bendice el chillido
De los pájaros que se hace a sí mismo de pobreza
Lee el hielo de su mente.

De una manera cariñosa y horrible
Los días son distintos pero el brillo de la madrugada es el mismo
Fuego contaminado en la cabeza, ex palabra
Enseña a la futura madrugada qué es la crueldad.

Branko Miljkovic



06 abril, 2007

Ah, el amor (7)

Los amores sin esperanza no terminan nunca...

Sandor Marai
La Herencia de Eszter


Kate Winslet - The Holiday (El Descanso, 2006)

Miles: ¿Por qué siempre me enamoro de la persona inadecuada?

Iris: Por desgracia sé la respuesta: porque esperás estar equivocado. Y cada vez que hace algo que te hace ver que no es buena la ignorás, y cada vez que aparece y te sorprende te convence otra vez y perdés la discusión con vos mismo de que no es para vos.

Miles: ¡Exacto! Y por encima de todo eso está la vieja excusa: no puedo creer que una chica como ella esté con un tipo como yo.


Iris (Kate Winslet) y Miles (Jack Black)


Iris: Mirá: yo sé que es difícil de creer cuando alguien te dice “yo sé lo que sentís”, pero yo realmente sé lo que se siente. Yo estaba saliendo con alguien en Londres, trabajábamos en el mismo periódico y luego descubrí que estaba saliendo con esta otra chica, Sarah, del departamento de circulación en el piso 19. Resultó que no estaba enamorado de mí como yo pensaba. Lo que estoy tratando de decir es que entiendo lo que es sentirse tan pequeño e insignificante como es humanamente posible, y que verdaderamente te puede doler en lugares que ni sabías que tenías dentro tuyo, y no importa cuántas veces te cortes el pelo o de cuántos gimnasios te hagas socia o cuántos vasos de Chardonnay tomes con tus amigas… seguis yéndote a la cama teniendo en la mente cada detalle y preguntándote qué hiciste mal o cómo pudiste haberlo malinterpretado… y cómo diablos pudiste por ese breve instante pensar en ser tan feliz. Y algunas veces podés convencerte de que él verá la luz y aparecerá en tu puerta. Y después de todo eso, no importa qué tanto tiempo lleve, pasás a algún lugar nuevo y encontrás gente que te hace sentir que valés la pena otra vez. Y los pedacitos de tu alma finalmente volverán. Y todas esas cosas confusas, aquellos años de tu vida que desperdiciaste, todo empezará a desvanecerse.

Miles: Mierrrda, creo que vos necesitás el trago más que yo.






Inmensa e inolvidable Kate...

03 abril, 2007

Sobre nosotros


Todo lo que he escrito sobre nosotros es mentira

Todo lo que he escrito sobre nosotros es mentira.
No es lo que fue sino lo que yo quise
mis nostalgias detenidas en inalcanzables ramas
mi sed extraída del pozo de mis sueños
bocetos alumbrados.
Todo lo que he escrito sobre nosotros es verdad
tu belleza
o sea una cesta de frutas una mesa en el campo
cuando me faltas tú
o sea cuando me convierto en la última farola de la calle
del último rincón de la ciudad
cuando tengo celos de ti
o sea cuando corro de noche entre los trenes con los ojos
vendados
mi felicidad
o sea río soleado que rompe sus diques.

Todo lo que he escrito sobre nosotros es mentira
todo lo que he escrito sobre nosotros es verdad.

Nazim Hikmet