01 febrero, 2018

La vida es un barco más o menos bonito


 Edvard Weie  - Boats at the quay, Christianshavn (1908)


Él ya sucedía entretanto. Todo sucede. La vida es un barco más o menos bonito. ¿De qué sirve sujetarlo? Va y va. ¿Por qué digo esto? Porque lo mejor de la vida se gasta en seguridades. En puertos, abrigos y fuertes amarras. Es un puro suceso, eso digo. ¿Eh, señor Mascaró? Por lo tanto conviene pasarla en celebraciones, livianito. Todo es una celebración. 

Haroldo Conti
Mascaró, el cazador americano



No hay comentarios.: