24 marzo, 2006

Filosofía barata

Paul Flandrin- Jeune homme nu assis au bord de la mer


Después de un mes en el que tuve un ataque de acidez estomacal, una diarrea mortal y un principio de gripe actual, puedo darme cuenta cabalmente del poder de la mente y las emociones, y de cómo toda enfermedad es un síntoma de algo que nos pasa en la azotea.
Soy un convencido de que no existen los accidentes, ni las casualidades, ni las enfermedades per se. El cuerpo humano es una gran fábrica farmacológica que tiene de todo para defenderse. Su principal enemigo está adentro. La cabecita loca que maquina todo el tiempo y nos hace dar cuenta de su estado: cuando no hay palabras donde poner lo que nos pasa, aparece el cuerpo como último furgón del tandem. Y en vez de escucharlo, lo drogamos.
El estado de ánimo es el gran comandante de ese ejército defensivo. Cuando él cae, caen las murallas.
En vez de doparlo, sería mejor oir lo que tiene que decir. Los chinos los saben desde hace siglos, pero la medicina occidental aun cree solamente en el ego de sus médicos.
Saludos. Me retiro a ver qué tiene mi gripe que decir.


Canción de Tu Cuerpo

Tu cuerpo no es refugio
del miedo
es una puerta
para salirle al mundo.

No es el desván de acecho
y pesadilla
del réprobo de una
generación perdida.
No es una escapatoria:
se sale allí o se entra
a la luz o a la fosa.


Washington Benavides


Dónde está escondido ese recuerdo tan temido
Qué parte de tu cuerpo guarda todo escondido


Gabriel Fernández CapelloLos Condenaditos

3 comentarios:

Zebra dijo...

Pensaba exactamente lo mismo que vos...
Somatizar que le dicen. Algo así como si el cuerpo supiese que por enfermedad te dan carpeta médica.

Andru dijo...

Si te sirve de consuelo, yo somatizo con unos dolores de estómago que me parten al medio, sin causa alguna (después de que me dieron vuelta como a un media para ver de donde provenían..). En estos momentos, paso una de esas crisis a pura buscapina.
Hay que cuidar el coco y el cuerpo. Es lo unico que nos pertenece. Muy bueno tu espacio.

Marxe dijo...

Gracias Andru. Bienvenid@