13 octubre, 2006

Océano Mar (2)

Pero después la vida no sigue como tú te la imaginas. Recorre su camino. Y tú el tuyo. Y no son el mismo camino. De manera que… no es que yo quisiera ser feliz, eso no. Quería salvarme, eso, salvarme. Pero comprendí muy tarde por qué lado había que andar: por el lado de los deseos. Uno se espera que sean otras las cosas que salvan a la gente: el deber, la honestidad, el ser buenos, el ser justos. No. Son los deseos los que salvan. Son la única cosa verdadera. Si tú estás con ellos te salvarás. Pero lo comprendí demasiado tarde. Si le dejas tiempo a la vida, ella da vueltas de una manera extraña, inexorable: y tú te das cuenta de que en ese punto no puedes desear algo sin hacerte daño. Es allí donde salta todo, no hay modo de escaparse, cuanto más te agitas más se enmaraña la red, cuanto más te rebelas más te hieres. No se puede salir de allí. Cuando ya era demasiado tarde, yo empecé a desear. Con toda la fuerza que tenía. Me hice tanto daño que ni siquiera te lo puedes imaginar.

Alessandro Baricco
Océano Mar



Heath Ledger (Ennis) - Brokeback Mountain


Non è che la vita vada come tu te la immagini. Fa la sua strada. E tu la tua. E non sono la stessa strada. Cosi'...Io non è che volevo essere felice, questo no. Volevo... salvarmi, ecco: salvarmi. Ma ho capito tardi da che parte bisognava andare: dalla parte dei desideri. Uno si aspetta che siano altre cose a salvare la gente: il dovere, l'onestà, essere buoni, essere giusti. No. Sono i desideri che salvano. Sono l'unica cosa vera. Tu stai con loro, e ti salverai. Però troppo tardi l'ho capito. Se le dai tempo, alla vita, lei si rigira in un modo strano, inesorabile: e tu ti accorgi che a quel punto non puoi desiderare qualcosa senza farti del male. E' lì che salta tutto, non c'è verso di scappare, più ti agiti più si ingarbuglia la rete, più ti ribelli più ti ferisci. Non se ne esce. Quando era troppo tardi, io ho iniziato a desiderare. Con tutta la forza che avevo. Mi sono fatta tanto di quel male che tu non puoi nemmeno immaginare.

Alessandro Baricco
Oceano Mare

4 comentarios:

conciertoparaviolin dijo...

Cuantas cosas dice con ese solo gesto esa escena de Brokeback. Una de las mejores de la peli.

Muy buenos los pasajes que vas dejando de Océano Mar.

Marxe dijo...

senkiu my Lolipop!

san dijo...

esas camisas juntas dicen tantas cosas resumen tanta historia es imposible no emocionarse en esa escena. Cuesta mucho seguir un deseo largarse de lleno para cumplirlo, es cosa de valientes.

Marxe dijo...

si, sanito, es cosa de la historia de cada uno. alguna vez me ha pasado de tener una camisa que abrazar y no porque no tuviera valor.
besos.