26 diciembre, 2008

Los olvidos insepultos

John Atkinson Grimshaw - Liverpool desde Wapping


Con mi soledad a solas


Amorosamente mi soledad desnuda
me cubre
como sábana de tierna sombra tibia.
Confundidos somos el orbe
donde la palabra impronunciada
construye el diálogo
que el pensamiento escucha.
Su compañía es el regazo
de un amor a oscuras
que, sobre mi piel esperanzada,
inventa la resurrección de los recuerdos.
Junto a sus ojos abro mi conciencia
y leemos los biográficos pasos
que caminan hacia atrás de nuestra historia:
fuegos fatuos, diseños, rostros, ecos,
en inquemante desfile momentáneo
que brota de los olvidos insepultos.

Estoy solo,
con mi soledad a solas,
amoldado a ella
como el vino a los muros de la copa,
y viviendo la íntima galaxia
parpadeante,
de una conversación en las tinieblas.

Elías Nandino

4 comentarios:

Veroka dijo...

Pero, hombre! de donde sacás estos textos! son una belleza!

Marxe dijo...

De aquí, de allá y de mi abuela también...

Clio dijo...

No quiero creer que es tal la soledad. Sentite acompañado, amigo. ;)

Marxe dijo...

Hola Cliita, los amigos ayudan claro que sí. Besotes.