20 febrero, 2007

Abismos

Alvin Coburn - Portland Place, Londres (1906)

De pronto era un hombre sin ambiciones. Y, al perder mis ambiciones, me encontré de golpe al margen del mundo. Peor aún: no tenía ningunas ganas de encontrarme en otra parte. Tanto más cuanto que no me sentía amenazado por la miseria. Pero, si no tienes ambiciones, si no te sientes ávido de éxitos, de reconocimiento, te instalas al borde del abismo.

Milan KunderaLa Identidad

2 comentarios:

conciertoparaviolin dijo...

Bueno...ya van tres intentos.

En síntesis: Estoy de acuerdo con la idea de "fondo" que expresa Kundera solo que las palabras "éxito y reconocimiento" me son antipáticas.


Tal vez a el también le resulten incómodas. Habría que ver el resto del libro.

Espero que esta vez salga mi mensaje.

Beso

Dolores.

Marxe dijo...

es que justamente: yo creo que en esta sociedad del capitalismo extremo, las ambiciones están sobrevaloradas. No todo en la vida es la obtención de éxito y reconocimiento. Pero cuando vos te parás a un costado y decís "yo paso de eso" te lo hacen pagar caro. Por eso quedás marginado, al borde del abismo.
besitos