15 marzo, 2007

Océano Mar (5)

Gregory Colbert - Ashes and Snow


Pero, antes de cualquier cosa, y en lo profundo de cada instante suyo, él era un hombre –inconsolable. Esto me ha enseñado el vientre del mar. Que quien ha visto la verdad permanecerá para siempre inconsolable.

Alessandro Baricco
Océano Mar

1 comentario:

Thiago dijo...

Casi siempre somos incosolables ante mínimas tragedias que nos superan ante la imposibilidad de darnos cuenta que nos ahogamos(¿cuándo no?) en un vaso de agua.


Me alegro de hacerte reir con mis perradas en casa-quinta.